Antes de pasar a describir arquitectonicamente lo que en su pasado fue la Rectoría de San Bartolomé de Alcañicejo ( dicha Rectoría es suprimida por la Bula del Papa Clemente XI de 11-3-1.731 (la Bula de la Unión)) o vulgarmente llamada "El Santo" vamos a indigar en la verdadera historia y origen de las actuales ruinas de lo que fue Rectoría de San Bartolomé, este documento y otros muchos que iremos incluyendo en esta página son realidad debido a la inmensa labor de investigación y recopilación de información por parte de HILARIO ANSÓN LUESMA y que muestran la verdadera realidad de lo que ha sido y es el pasado y presente de el municipio de Tosos en muchos aspectos ya casi olvidados y ahora rescatados gracias a él.

El texto esta tal y como nos lo ha facilitado Hilario:

No voy a insistir en la historia, todavía confusa, que se ha ido publicando sobre Alcañicejo y su Iglesia, conocida vulgarmente como EL SANTO, pero voy a tratar de facilitar unos datos, totalmente objetivos, obtenidos de fuentes documentales.

Antonio Ubieto Arteta en su "Historia de Aragón, los pueblos y despoblados", cita como fecha mas lejana, Alkanic en 1.124.

El documento más antiguo que he hallado es de más de un siglo posterior, de 1.258. En dicha fecha Pedro Lúpiz hace donación de unas casas en el lugar de Alcanicillo en favor de la Iglesia de San Bartolomé de dicho pueblo, y hace la donación en manos del Obispo de Zaragoza. Dicho documento aparece reseñado en el libro "Cabreo del Archivo de la Dignidad Arzobispal de Zaragoza", hecho en el año 1.813 (folio 99).

Todos los tratadistas dicen, o insinúan. si es un monasterio cisterciense (algunos hablan de estilo cisterciense), pero lo cierto es que lo que llamamos EL SANTO son las ruinas de la Rectoría de San Bartolomé de Alcañicejo, ruinas muy singulares, pues es difícil comprender una Iglesia de tres ábsides en un lugar despoblado. Luego veremos quienes fueron los autores principales de la ruina del edificio. Visto el edificio y la situación no podían ser otros.

El primer nombramiento de Rector, de que tengo noticia, es de 21-10-1.348, en el que se nombra a Amado Javil, presbítero, de la Rectoría de la Iglesia Parroquial de Alcaniciello de la Orba, por muerte de Martino de Almazán.

En 7-3-1.410 se nombra Rector de Alcañiziello a Domingo Paesa y se le da comisión de casos reservados por un año.

En 13-3-1433 se nombra a Joan Vicent, que era capellán de la Iglesia del Santo Redentor de Teruel.

Después la tuvo Antonio Pérez, que renunció y se confirió a Juan Pérez de Viel el 17 de Mayo de 1.447, racionero de Tauste.

El 5-3-1.463 se nombró a Pedro Ximino de Muriello, antiguo capellán de la capellanía de Juan Luna de la Iglesia de San Salvador de Ejea.

El 6-3-1.476 se nombró a Miguel de Capiella, capellán de la capellanía de San Gil de Zaragoza.

El 6-3-1.476 (debe ser fecha confundida) la tenía Juan Jiboba y de este pasó el 7-8-1.497 a Juan Jiboba, menor.

Renunció este y el 8-8-1498 se nombró a Francisco Laguna para la Rectoría del lugar "despoblado o Pardina de Alcañicejo".

En 1.567, con ocasión de una visita pastoral a Tosos, una nota puesta al margen de la visita dice que "en la Pardina de Alcañicejo hay Rectoría."

La poseyó luego Domingo López y el 23-12-1.569 se confirió a Antonio Just, alias Paniza.

El 13-6-1.571 se nombraba para la Rectoría de Alcañicejo al clérigo de Zaragoza Pedro Fernández de Heredia ¿Pariente de los Fernandez de Heredia que fueron señores de Tosos y Alcañicejo?

      En 7-7-1.572 la poseía Michaeli Valbino de Aventín, presbítero de la diócesis de Lérida, por renuncia de Pedro Fernández de Heredia.

.

Continuar...

Copyright 2006 Cristian Bernad. All rights reserved.